<BGSOUND SRC="http://www.telecable.es/personales/carena/midis/pop1.mid" LOOP=INFINITE>

 

 

 

 

 

 

Sueños de amanecer, 
cuando las últimas sombras de la noche 
dan la mano a las primeras luces de la alborada,
finos reflejos, testigos mudos de interminables noches de amor.


Sueños de amanecer, 
escritos en la historia de nuestras vidas,
para ser rememorados y disfrutados
en la complicidad del silencio de la madrugada...


Danza sinuosa que nos envuelve 
lentamente, y nos transporta más allá de lo real
donde no existen muros ni fronteras para ser feliz...
enroscándonos dulcemente mientras se desgranan
una a una las notas de nuestra melodía de pasión.


Donde nuestro éxtasis se convierte
en un puro sueño de amanecer...
Mejilla con mejilla, fundidos 
en un abrazo de cuerpos temblorosos
mientras me susurras palabras dulces al oido.


Y es en esos momentos, cuando más me doy cuenta
de lo bello que es nuestro amor.
Incluso, el silencio a tu lado se convierte
en un momento mágico donde la comunicación fluye
sin falta de palabras.
No hay distancia lo suficientemente
grande como para poder olvidarte, ni para dejar de desearte,
porque siempre estarán ahí esos sueños de amanecer,
que en la quietud de mi alcoba mientras se filtran 
por mi ventana las primeras luces del alba,
me llevarán a ti invariablemente.

Lilian Rodríguez     

Lunes 16/07/001  

 

 

 

                   

 



Envía este poema a ese alguien especial

Tu nombre: 
Tu  correo:  

Su nombre: 
Su  correo:  

Mensaje que deseas enviar...